sábado, 10 de agosto de 2013

Rosas azules





Estando en el silencio: pensativa,
rodaron varias lágrimas por mis mejillas.
De repente, un resplandor me cegó,
era muy fuerte,al momento sentí miedo.
Una confusión entre una paz
y una tranquilidad única.
Sentí que alguien me abrazaba,
pero no podía ver quién era,
me hablaba al oído dulcemente,
pero no me decía quién era
seguí llorando no se porqué,
pero sentía una paz,
que jamás podré describir.
¿Quién me abrazaba?me preguntaba
sin tener respuesta.
De pronto me dijo al oído,
"abre tus manos tengo algo para ti."
Recogí tus lágrimas
¡ y ya verás en lo que se han convertido !
Sentí que algo punzó mis manos,
Me dijo " ve, abre los ojos, no tengas miedo"
sólo te digo que cada vez que vayas a llorar
recuerda que las lágrimas de amor y dolor
limpian el corazón.
Ve y repártelas entre tus amigos,
para que sepan que las lágrimas son bellas
y que no se puede renegar de ellas
si les tocó llorar,porque son
la prueba de amor más bellas,
puras y cristalinas que Dios les dejó!
Ya abre los ojos que me voy
y no está permitido que me veas..
Al abrir mis ojos, entre mis manos estaban:
¡ muchas rosas azules !
Azul de la esperanza que todo dolor
pasa, sana, y enseña a crecer en él.
En nombre de ése ángel te envio
éstas rosas a ti también
para que cada vez que tengas que llorar,
agradezcas a Dios
¡ éste don tan divino de amor cristalino !