viernes, 2 de agosto de 2013

Casita estantería reformada.



La tengo desde hace años y con el paso del tiempo la madera se fue quedando fea, desconchada y con  arañazos.



El primer paso fue lijarla y darle selladora, a continuación dos manos de pintura blanca.


Pintura azul.


Y entre los cristales y las tapas coloqué trozos de láminas que voy guardando y nunca sé que utilidad darles, así que ahora me valieron para esto.




Bueno, pues así quedó.